Presente y futuro de los medios en la Argentina: político, económico, publicitario y tecnológico

untitled

Roberto H. Iglesias.- ¿Cual es el presente y el futuro de los medios en la Argentina? El mercado de medios del país experimentó una acelerada transformación desde hace unos años. Pero la Ley de Medios de 2009 per se tiene poco que ver con ello, ya que en muchos casos no ha sido aplicada, ha sido violada por las mismas autoridades que debían ponerla en práctica o ha sido invocada para aplicar medidas discrecionales que podrían haberse adoptado independientemente de su existencia.

En realidad, las variables que inciden en estos cambios están más relacionadas, por un lado, con decisiones políticas puras y la situación de la economía y, por otro lado, con la evolución de la tecnología y el tránsito hacia la llamada convergencia (unión entre el broadcasting y las telecomunicaciones, más precisamente Internet).

Estos factores seguirán influyendo para 2016, pero el escenario para el año venidero incluirá un cambio de la situación política, con un nuevo presidente. Descontando las transformaciones seguras que tendrán lugar de ganar un postulante opositor, aún cuando resulte vencedor el candidato oficial se esperan modificaciones en la política de medios y en la política económica.

Grupos, facturación, publicidad oficial nacional

Uno de los interrogantes es qué sucederá con los medios privados oficialistas aparecidos en los últimos años, debido a su dependencia de la publicidad del gobierno nacional  y de ventajas operativas o regulatorias concedidas selectivamente por el “calor oficial” político.

Dos de los principales de estos grupos son el ex Grupo Veintitrés (Sergio Szpolski y Matías Garfunkel) y el Grupo Indalo (Cristóbal López).

TapaNoticias-1953
Como ve Noticias la relación Szpolski-Garfunkel

Szpolski-Garfunkel tienen el diario Tiempo Argentino, El Argentino, Radio América, la señal de noticias CN23, algunas revistas y el portal Infonews. También poseen el control de Radio Splendid desde 2014 –con lo cual acumula dos AM en una misma ciudad, en violación de la Ley de Medios– y de la Rock & Pop en FM, ya lejos de sus mejores tiempos. Asimismo, alquilan FM Vorterix a Mario Pergolini, en la que el animador despliega un proyecto independiente.

En los últimos meses el grupo ha vendido o cerrado varios medios como Miradas al Sur, las revistas Veintitrés, Forbes y Lonely Planet, el portal Diagonales, 24CON (noticias del conurbano) y la franquicia local de Newsweek. Se estima, por cálculos basados en Poder Ciudadano, que ha obtenido unos 190 millones de pesos de publicidad oficial nacional en 2014 (65 millones confirmados entre 01.2014 – 05.2014)[1], una cifra muy superior a cualquier otro grupo del país.

Con excepción de las radios, los medios de Szpolski se caracterizan por haber sido creados desde cero, no por haber sido incorporados por compras. Sin embargo, casi todos sus indices de audiencia son muy bajos y su oficialismo es muy marcado, lo que ha originado problemas económicos y el gradual achicamiento del grupo.

Sus socios no tienen una relación armónica. Szpolski es “cristinista” y Garfunkel se jugó por Daniel Scioli hace tiempo, criticando algunos aspectos de la gestión presidencial. Esto último no se refleja en los contenidos del grupo porque Garfunkel no tiene poder en decisiones editoriales, aparentemente hasta 2015. El grupo podría reducirse aún más o reconvertirse editorialmente.

Indalo

El Grupo Indalo, de Cristóbal López, es lo contrario de Szpolski-Garfunkel, dado que se encuentra en una etapa de expansión, a la vez que está compuesto casi en su totalidad por medios preexistentes, con audiencias importantes y en su mayoría económicamente redituables.

Para 2013 compró el 81% de la productora Ideas del Sur, de Marcelo Tinelli y en la primera mitad de 2015 ha ampliado sus activos: adquirió el 60% de Ámbito Financiero, Buenos Aires Herald y El Ciudadano (Rosario) y la productora La Corte (generadora de señal de actos presidenciales), PPT (productora de Diego Gvirtz, que realiza 6-7-8 y programas similares en Canal 9). Ya poseía los antiguos medios de Daniel Hadad (la importante señal de noticias C5N, Radio 10 y varias FM), así como el único canal de TV abierta privado al sur de Bariloche, Canal 9 de Comodoro Rivadavia, y el diario El Patagónico de esa misma ciudad chubutense, todos ellos adquiridos en 2012.

Algunos de los medios de Indalo,  como C5N, han desplegado recientemente un hiperoficialismo propagandístico y  a tiempo completo que revela, antes que otra cosa, la fuerte ligazón entre el grupo y el gobierno.

Bajo la gestión de los Kirchner, Cristóbal López se ha convertido en el principal empresario del juego en América Latina, a la vez que maneja otros emprendimientos. La publicidad oficial en el Grupo Indalo llegó en 2014 a unos 35 millones (estimado), con unos 17 millones confirmados entre 01.2014 – 05.2014.

canal 9

Canal 9 y Aspen FM, que responden –a través de un abogado argentino– al empresario mexicano-norteamericano Remigio Angel González (a) “el fantasma”, recibió la suma más grande de publicidad oficial en el periodo antes apuntado en relación a su tamaño (unos 32 millones, que anualizados darían algo más del doble de esa cifra). El canal apoya marcadamente al kirchnerismo y es boca de expendio de realizaciones de Diego Gvirtz, cuya productora PPT (ahora de Cristóbal López) está volcada desde 2010 a hacer programas de propaganda a favor del gobierno.

Grupo Crónica

El Grupo Crónica (Olmos) también se sitúa entre los oficialistas y pertenece a la empresa que gerencia la obra social de la UOM (diarios Crónica y BAE Negocios, y gestionadora de las señales Crónica TV y CM-TV; desde 2015 incorporó Revista Veintitrés) (al menos 4,5 millones confirmados de publicidad oficial entre 01.2014 – 05.2014, pero probablemente el doble y quizás el cuádruple si se anualiza).

Electroingenieria

Electroingeniería SA, contratista de energía de obras públicas de buena relación con Carlos Zannini y con una facturación general estimada de alrededor de 3.000 millones, maneja Radio del Plata y la señal 360-TV. La radio figuró sexta en rating en 06.2015, con un  share de 5,1 (antes de su adquisición estaba tercera) y la señal de cable, de contenidos periodísticos y muy atrás en la audiencia en comparación con otras, padece aparentemente grandes pérdidas, pero los bolsillos de la contratista son evidentemente profundos. Sólo se conoce que la radio recibió 3,5 millones de publicidad oficial en los cinco primeros meses de 2014.

Metro

El grupo de Raúl Moneta sufrió una notoria disminución debido a su enfermedad y quedó solamente con un portal, algunas revistas y La Metro FM. (Radio Belgrano AM 950 fue vendida o alquilada al ex aliado del gobierno y luego massista Jorge Britos, titular de Banco Macro; Radio Splendid AM 990 y la Rock & Pop FM 95.9 pasaron a Szpolski.) Recibió unos 7 millones de pauta oficial entre 01.2014 – 05.2014.

suterh

El sindicato de encargados de edificios, SUTERH, dirigido por Víctor Santa María y quien controla parte del aparato punteril del PJ en la ciudad de Buenos Aires, ha armado en los últimos años un pequeño imperio mediático. Incluye la revista Caras y Caretas (plataforma del historiador-divulgador Felipe Pigna y de la periodista y directora de Radio Nacional Maria Seoane), el semanario Diario Z, la radio AM 750, la FM Malena (tango) y la producción de películas. El complejo está a cargo de la Fundación Octubre e incluye el imponente Centro Cultural Caras y Caretas, en la calle Venezuela (Buenos Aires). Recibió 4,8 millones de publicidad oficial en los cinco primeros meses de 2014, sin contar subsidios del INCAA. Pese a su origen, los medios integrantes del grupo no tratan temas gremiales sino que difunden visiones afines al gobierno nacional.

Pagina12

Página/12, plataforma del crecientemente cuestionado Horacio Verbitsky –una suerte de “ministro informal y sin cartera” del kirchnerismo–, recibió entre 01.2014 – 05.2014 casi 20 millones, diez veces más que el diario La Nación.

El Grupo Telefe, que pese a tener una muy buena relación con el gobierno no puede considerárselo “oficialista” en el sentido de los anteriores, será abordado cuando se repase la situación específica de la televisión, más adelante en esta nota.

En cuanto a los grupos no oficialistas, que tienen audiencias y muchas veces facturaciones –en todos los segmentos– muy superiores a los medios de comunicación del sector oficialista, reciben cifras muy bajas de publicidad oficial del Estado nacional.

Según los datos de Poder Ciudadano, entre 01.2014 – 05.2014 el Grupo Clarín y Vila-Manzano obtuvieron, cada uno, cerca de 30 millones de pesos. La Nación consiguió 1,9 millones y Editorial Perfil, unos 6 millones.

Es decir que estos cuatro grupos, los cuales combinados operan decenas de medios y en los que se concentra una gran parte del periodismo independiente (profesional, crítico o como se lo quiera llamar) del país, obtuvieron en el ya citado periodo casi la misma la suma de pauta oficial nacional que los medios del oficialista Grupo Szpolski-Garfunkel y apenas el doble que el combo de una sola emisora de TV y una de AM, ambas de segunda línea (Canal 9 y Aspen).

Esto, no obstante que fallos de la Corte Suprema ordenaron –cuando se declaró constitucional la Ley de Medios y en particular en los casos de El Trece y Editorial Perfil–, mantener una distribución proporcional entre los distintos medios. Las cifras disponibles indican que estos fallos son mayormente incumplidos.

Sin perjuicio de ello, observaciones de los medios del Grupo Clarín parecen llevar a la conclusión de que hay más presencia de pauta oficial en los últimos meses, quizás motivadas por la necesidad del gobierno nacional de llegar con sus mensajes a audiencias más amplias ante la cercanía de las elecciones.

Clarín

El Grupo Clarín cuenta con el matutino Clarín y otros dos en Córdoba y Mendoza, el diario deportivo Olé, el canal abierto El Trece y tres televisoras en el interior. Posee tres emisoras de Radio Mitre con programación autónoma (dos AM/FM en Buenos Aires y Córdoba y una FM en Mendoza), algunas FMs en otros sitios y la importante señal de noticias TN, entre otros medios. Su sistema Cablevisión es el mayor de su tipo en el país, a través del cual ofrece TV paga e Internet, en este último caso con el nombre Fibertel.

Un plan de adecuación a la Ley de Medios que contemplaba la división del grupo entre sus socios y algunas ventas de unidades menores fue rechazado este año por el gobierno, que se aprestaba a hacer una “adecuación forzosa”, es decir, un desmembramiento bajo la dirección del gobierno. Sin embargo, Clarín obtuvo una cautelar aún vigente para impedir la medida. El plan de Clarín era similar al de otros grupos oficialistas que también se dividieron formalmente entre socios o entre familiares (Vila, Moneta, Cristóbal López).

Muy probablemente cualquier futuro gobierno, incluido uno de Daniel Scioli, tendrá una relación más amistosa con el grupo y podrá continuar funcionando más o menos como hasta ahora, seguramente con alguna expansión adicional en segmentos de telecomunicaciones, que son vitales para que los medios puedan afrontar competitivamente el desafío inminente de la convergencia. Precisamente, Clarín anunció en 09.2015 la compra de la operadora móvil Nextel (detalles más adelante en este informe). Habrá que ver si en algún momento Clarín puede brindar telefonía fija por sus redes de cable (como lo hace su competidor Telecentro y también Supercanal, de Vila-Manzano). El gobierno ha impuesto en este tema una prohibición de facto contra Clarín, negándose a asignar numeración telefónica a Cablevisión.

De acuerdo a los balances presentados en la bolsa, el Grupo Clarín facturó en 2014 19.616 millones de pesos y tuvo ganancias antes de impuestos de 1.898 millones (contra una facturación en 2013 de 14.100 millones  y utilidades de 844 millones). El crecimiento de las ventas representó un 40% con respecto a 2013, casi al mismo ritmo de la inflación, pero sus ganancias ascendieron en ese mismo lapso en un 220%, con lo cual tuvo un buen ejercicio. En términos del semestre que pasó (01.2015 – 06.2015), Clarín facturó 12.521 millones, un 42,8% más que en el mismo periodo del año anterior, un crecimiento ligeramente por encima de la inflación.

Más difícil es calcular los números de facturación de los otros grupos de medios del país, sobre los que no hay información pública.

Uno Medios

El segundo grupo argentino de medios más importante, el Grupo Uno (Vila-Manzano), al igual que Clarín tiene diarios (La Capital de Rosario, Uno en Mendoza y otros en Santa Fe y Paraná), así como emisoras de radio, señales y canales de TV (La Red, América TV, A24, LV6 Radio Nihuil y Canal 7 de Mendoza, entre otros), pero ubicados en mercados más pequeños o en posiciones inferiores de audiencia.

Cuenta también con una importante operadora de cable, Supercanal, con presencia en las provincias cuyanas, Tucumán, Córdoba, la Patagonia y otros lugares. Puede hacerse una estimación muy gruesa de su facturación total de 2014 en 3.000 millones de pesos (los socios del grupo tienen inversiones en energía y petróleo cuyo ingreso bruto no se considera en estos cómputos). Los cables del Grupo Uno (Supercanal y subsidiarias) hoy llegan a unos 700 mil abonados.

A través de Daniel Vila, el Grupo Uno tiene relación con el massismo y, por medio del exdirigente peronista  José Luis Manzano y en forma más discreta, con sectores kirchneristas. Sin embargo, luego de que el gobierno nacional aprobó su plan de adecuación –que le permitió conservar todos sus medios en manos de parientes y distintos socios, excepto una AM de Rosario, que fue vendida– ha adoptado en la mayor parte de sus segmentos una línea en la que se da amplia cabida a periodistas independientes y críticos del gobierno nacional, uno de cuyos ejemplos emblemáticos es el programa Intratables, de América TV.

El Grupo Uno recibió una licencia para abrir un cable en la importante plaza de Rosario, aun no utilizada. Pero el mercado de ese medio en la ciudad santafesina está saturado y habrá que ver si logra desarrollar una estructura que le permita captar usuarios. El grupo pretendía montar una empresa de telefonía móvil, pero sus frecuencias fueron canceladas por falta de pago de una subasta de espectro. Ofrece también triple-play por sus redes de TV paga en el interior (cable, internet, telefonía fija), pero  su servicio de telefonía no ha logrado despegar.

Los otros medios relevantes no oficialistas del país son Editorial Perfil, La Nación, PRISA y Telecentro.

Logo-Perfil

Perfil, la editorial dirigida por Jorge Fontevecchia, ha tenido una gran expansión en revistas en Brasil (hace unos meses compró 7 publicaciones en ese país). En Argentina, tiene dos medios periodísticamente importantes: el diario de fin de semana Perfil y la revista Noticias, además de otras revistas temáticas masivas.

Se mostró interesada por adquirir la emisora de FM de música clásica Amadeus (que funciona con un permiso precario y por esta razón estaría en principio exenta de la prohibición de transferencias de licencias establecida por la Ley de Medios; sin embargo el gobierno ha adoptado una política inconsistente con respecto a autorizar, denegar o mostrarse indiferente a este tipo de transferencias según les agrade o no el nuevo titular o titular potencial). Hace unas semanas, un aviso en sus publicaciones informaba que se estaba buscando personal para el proyecto “Radio Perfil”, lo que podría indicar que se encuentra cerca de concretar esa compra.

Asimismo, Perfil se ofreció a adquirir varias señales de Clarín (Magazine, Volver y TyC Sports) si  el grupo debiera deshacerse de ellas por aplicación de la Ley de Medios. (Las señales para cable no requieren autorización para su establecimiento o transferencia.)

También se presentó en el concurso público de TV abierta digital para el canal UHF 27.2, propuesta que fue rechazada el mes pasado por “defectos de forma” por  la AFSCA. Pero Perfil dijo que los concursos estaban diseñados para que ganaran empresas cercanas al kirchnerismo y que el rechazo de su oferta sólo hacía “explícita” la “censura” que el gobierno ejercía contra la editorial, a la que por mucho tiempo se le cortó sustancialmente la pauta oficial nacional. Esta situación dio lugar a un pronunciamiento de la Corte Suprema, en el cual ordenaba la distribución equitativa de la publicidad oficial y que ha sido mayormente incumplido.

Los movimientos de Perfil señalan una decidida apuesta de la editorial para convertirse en un actor de medios audiovisuales en el marco de un proceso de crecimiento financiado con sus ganancias en el sector de revistas. Los obstáculos actuales que le imposibilitan el logro pleno de esa aspiración podrían quizás superarse con un gobierno distinto.

prisa

La española PRISA (El País) tiene a cargo Radio Continental (AM), dos FMs en Buenos Aires y otras en provincias. Su plan de adecuación se aprobó a fines de 2014, por los cuales debe vender algunas estaciones del interior para no sobrepasar el 35% de la audiencia.

Radio Continental sería la única estación de PRISA en América Latina que da pérdidas. Si bien es una emisora de perfil independiente y crítico, mantiene en su grilla de programación el programa del converso ultraoficialista Víctor Hugo Morales, lo cual incide en una baja general de su audiencia, que rechaza la posición del periodista uruguayo. Esto ocurre porque la emisora no quiere entrar en malas relaciones con el gobierno, frente a la circunstancia de que su situación jurídica es endeble: pese a ser una compaña española, PRISA opera en el país como una radicación de capital de Estados Unidos, nación que por tratado internacional puede invertir en medios argentinos. Ese beneficio no alcanza a España, por lo cual si el gobierno considerara a PRISA una empresa ibérica podría quedar inhabilitada para conservar la radio.

Hace unas semanas se rumoreaba que el oficialista Canal 9 podría consumar una asociación con Radio Continental para operar la AM y sus FMs de Buenos Aires, lo que podría ampliarse a una compra de la segunda por parte del primero.

Canal 9 tiene ya una FM en Buenos Aires (Aspen), con lo cual podría operar sólo una más por la Ley de Medios. Sin embargo, si se le suma la sociedad vinculada RQP, que cuenta con 2 FMs (RQP y Arpegio) y una eventual incorporación de las emisoras de PRISA, ese canal terminaría controlando una AM, 5 FMs y un canal de TV. Ni PRISA ni Radio Continental han comentado estos rumores.

telecentro

Telecentro, del exdirigente político Alberto Pierri, tuvo una facturación estimada de 2.500 millones de pesos en 2014, incluyendo la publicidad en sus señales (especialmente Canal 26) y en su radioemisora FM Latina. Aunque opera en un área geográfica focalizada, se beneficia por desarrollar actividades en el populoso conglomerado de 13 millones de habitantes del área metropolitana de Buenos Aires.

Por otro lado, si bien predominan en sus contenidos espacios de periodismo crítico, no tiene una mala relación “estructural” con el gobierno nacional, ya que este último busca impulsar su sistema de TV paga para socavar al Grupo Clarín.

Como Telecentro usa a la vez el cable y la distribución aérea de señales codificadas, una disposición de la Ley de Medios le permitió zafar de los límites de licencias en el caso del sistema codificado por aire. Así, se considera que la Capital Federal y los partidos que Telecentro abarca desde su antena en la Torre Espacial del Parque de la Ciudad, en Buenos Aires, constituyen una sola licencia (Cablevisión [Clarín], que usa sólo redes físicas para las mismas zonas, debe cubrirlas con una veintena de licencias).

Telecentro logró en los últimos años una gran expansión en el Gran Buenos Aires por dos vías: llegando a partidos que no alcanzaba y aumentando los abonados en las zonas ya servidas (tenía unos 300 mil abonados en 2009 y actualmente se los puede situar en más de 800 mil).

Infobae

Daniel Hadad conserva el popular diario digital Infobae, con alguna producción de TV digital a través de ese sitio desde 2013 (primero en streaming “vivo”, luego limitada a contenidos on demand renovados a diario debido a la carestía de los servidores que debía emplear). Estuvo también a punto de comprar Radio Colonia. Es posible que luego de la finalización de un acuerdo de no competencia con Indalo, en 2016, quiera expandirse en nuevos medios y en los audiovisuales tradicionales.

Cuadrto2 - Publicidad oficial

Desafíos e incógnitas

Nadie sabe qué ocurrirá con la Ley de Medios una vez que asuma el nuevo gobierno. ¿Se cambiarán los límites de multiplicidad de licencias que buscaban, antes que nada, la reducción del Grupo Clarín, en particular separar sus canales de TV abierta, señales  y  radios  de su máxima generadora de ingresos, Cablevisión, y debiendo optar el diario entre uno y otro sector?

¿O bien no se cambiarán esos topes y se le permitirá finalmente a Clarín lo mismo que se le permitió a sus competidores, es decir, dividir el grupo entre socios o familiares para no violar formalmente estos límites y así seguir funcionando como hasta el momento?

Ningún candidato presidencial ha manifestado una posición clara al respecto, pero una adecuación forzosa de Clarín, por ahora suspendida por la justicia, es por muchas razones el escenario menos probable.

El gerente de Relaciones Institucionales del Grupo Clarín, el experiodista Martín Etchevers, dijo que uno de los de los desafíos es superar los anacronismos” y que “hay intereses que han buscado debilitar la autonomía económica y editorial de la industria [de comunicación] y favorecer esquemas artificialmente sostenidos por el Estado o por negocios colaterales”. Añadió que en la distribución de contenidos y la convergencia, debería generarse “un mercado equilibrado y competitivo a largo plazo, que incluya el capital nacional, promueva redes alternativas, aborde las asimetrías y favorezca inversiones en tecnología. Y opinó que “los organismos de aplicación deben actuar con visión estratégica y no como ahora, en un sistema de premios y castigos”.

Para el consultor Enrique Carrier el gobierno “insistió en una regulación asimétrica entre operadores de TV y de telecomunicaciones, cuando en la práctica son a los efectos prácticos son lo mismo”. La reciente Ley de Telecomunicaciones Argentina Digital “busca solucionar estos temas, pero muchos de sus puntos son aún una incógnita”.

En efecto, la nueva Ley Argentina Digital (2014), permitió en forma inmediata la participación de las telefónicas en el cable, lo cual era vedado hasta entonces por la Ley de Medios. Pero las telefónicas no tienen la capacidad técnica de volcarse inmediatamente a ese segmento y aún no se han registrado novedades en ese aspecto.

Arg digital

Un volante crítico sobre la Ley Argentina Digital (derechoaleer.org)
Un volante crítico sobre la Ley Argentina Digital (derechoaleer.org)

El  problema es que muchos términos de la ley son poco precisos y aún no ha sido reglamentada, lo que ha generado incertidumbre jurídica. Estos factores hacen pensar que su verdadera finalidad fue la de abrir una negociación con las telefónicas y otros actores del campo de las comunicaciones, sujeta a las conveniencias del gobierno y en función de cómo quede configurada finalmente la propiedad de ambas compañías.

(El fondo Fintech, del mexicano-estadounidense David Martínez, de buena relación con el gobierno K y que también es socio minoritario de Clarín en Cablevisión, adquirió entre 2013-2014 el 17% de Telecom Argentina, que se sumaba a otro porcentaje de acciones que había comprado previamente y con opción a su control mayoritario; todo sujeto a aprobación regulatoria. 
A  su vez, Telefónica SA (España)  posee  no sólo  el control de Telefónica de Argentina sino que  hasta hace poco tenía también participación indirecta en Telecom Argentina, debido a la compra que la española concretó en 2007 de Telecom Italia, accionista mayoritaria de  la licenciataria de telefonía de la zona norte argentina. Esto provocó roces con los socios minoritarios de Telecom Argentina, el Grupo Werthein, lo que impulsó al gobierno a presionar a Telecom Italia para que vendiera su parte a empresarios argentinos, preferentemente oficialistas, a lo cual la empresa italiana se resistió.
Si bien la empresa ibérica vendió recientemente sus participaciones en Telecom Italia y, por consiguiente, cesó su participación indirecta  en Telecom Argentina, Martínez aprovechó la turbulencia para adquirir crecientes grados de control en esta última, con el aval del gobierno y en detrimento de la matriz con sede en Italia.)

Los reguladores

Argentina Digital crea una atípica megaautoridad regulatoria y operadora a la vez, AFTIC, en la que se agrupan –entre otras– la ex Comisión Nacional de Comunicaciones y las empresas estatales ARSAT y Correo Argentino. ARSAT tiene a su cargo los satélites de comunicaciones del mismo nombre y una extensa red de fibra óptica construida en el último lustro y desplegada en todo el país, de unos 30.000 km pero que sólo está operativa en una sexta parte de su extensión porque no hay una política clara de cómo conectarla a las otras redes existentes. El carácter dual de la AFTIC  agrega ahora más confusión al panorama.

aftic

El directorio de la  AFTIC presenta una politizada mayoría kirchnerista vinculada con la agrupación La Cámpora y, en menor medida, al ministro de Economía  Axel Kicillof.  Los directores de la AFTIC fueron designados recientemente, con un mandato de cuatro años. Es decir que ese mandato se prolongará durante tres años y medio en superposición con el próximo gobierno (a menos que tales directores renuncien o sean removidos), lo cual causaría cortocircuitos  en una posible  gestión presidencial no K e incluso si gana el candidato oficial  esa  composición del organismo podría condicionar sus decisiones. El presidente de la AFTIC, cuyo término vencerá en 2019, es Norberto Berner, cercano al camporista Eduardo “Wado” de Pedro.

El único candidato presidencial que fijó alguna  posición sobre temas de telecomunicaciones fue Sergio Massa, quien dijo meses atrás que convertiría a ARSAT en una empresa mixta, aunque no volvió a referirse al tema. (También hizo muchas veces  el chiste sobre que Argentina convirtió la telefonía celular en fija porque para hablar sin que se corte la comunicación no hay que moverse, lo que provocó el reclamo del especialista Henoch Aguiar, verdadero autor del chascarrillo.) Por su parte, algunos sectores del socialismo han recolectado firmas durante el año pasado para que la telefonía celular se declare “servicio público”, ya que entienden que de esa manera podría estar sujeta a un mayor control estatal y así mejorarse el servicio.

Asimismo, se han generado críticas por el  hecho de que una persona notoriamente no calificada haya sido nominada a uno de los escaños por la oposición en la AFTIC por el massismo (José Asad Peluc, un preceptor de escuela sin trayectoria en comunicaciones).  La otra posición opositora está ocupada por Miguel Giubergia, un radical que apoya a Gerardo Morales.

afsca

Por su parte, la autoridad reguladora de la radiodifusión (comunicación audiovisual), AFSCA,  exhibe también una sólida mayoría kirchnerista, en este caso vinculada mayormente con el partido Nuevo Encuentro, un firme aliado del cristinismo. El titular del partido, Martín Sabbatella, es a la vez presidente del directorio de la AFSCA y ha reproducido la estructura de conducción de la agrupación política en la estructura del organismo regulador.

Más aún, Sabbatella se ha colocado en la anómala situación de ser candidato del partido oficial y hacer campaña con uno de sus regulados, el titular de medios oficialista e igualmente candidato Sergio Szpolski  y  con  la autoridad de  la cual depende en última instancia la comunicación gubernamental, la publicidad oficial y el Fútbol para Todos: el Jefe de Gabinete y candidato a gobernador Aníbal Fernández.

Por todas estas razones, resulta poco sorprendente que Sabbatella haya aplicado la Ley de Medios con varas diferentes, según se trate de medios oficialistas o de medios no alineados con el gobierno.

Los escaños de la oposición en el directorio de la AFSCA son ocupados por los conocidos Marcelo Stubrin (radical) y Gerardo Milman (del partido GEN, de la candidata presidencial Margarita Stolbizer), que en su trayectoria política se han ocupado de temas de comunicación, aunque no como especialización principal.

La relación entre AFTIC y AFSCA no siempre es armónica, debido a que se usan como plataformas políticas de La Cámpora y Nuevo Encuentro –respectivamente–, cuyos intereses políticos y visiones pueden divergir pese a que  ambas agrupaciones son parte del cristinismo duro.

Una demostración de esta situación fue la reciente clausura y decomiso de equipos (05.09.2015) de la televisora comunitaria de izquierda “antisistema” y anti K Antena Negra TV por parte de la AFTIC, alegándose interferencias a un servicio de alarmas. El canal  de baja potencia, que como muchos otros operaba sin licencia, disgustaba a La Cámpora y a Sergio Berni, aunque por distintas razones.

El cierre de Antena Negra  TV  se enfrentó a la impotencia de la AFSCA, olímpicamente ignorada en la emergencia y que solicitó de una manera tardía y tímida que se revirtiera esa medida, sin haberlo aún logrado. Muchos jerarcas de la AFSCA habían tenido posturas radicalizadas en su juventud (Sabbatella y varios de sus colaboradores, por ejemplo, fueron militantes comunistas) y sienten cierta simpatía “nostálgica” por la postura de la estación, pese a su oposición al kirchnerismo.

—-

Cuadro 1 - Inversion publicitaria

La radio nos confunde a todos

La inversión publicitaria en la radio llegó en 2014 a 1.728 millones de pesos (cifras sólo en capital), lo que representó el 4,2% de toda la inversión publicitaria general, según la Cámara Argentina de Agencias de Medios (CAAM) y datos de Monitor de Medios Publicitarios (MMP) (ver cuadro de más arriba, del cual tomaremos las cifras que utilizaremos hasta el fin del artículo sobre publicidad en los distintos segmentos de medios).

Radio e Internet fueron los únicos medios que crecieron con respecto a 2013 más que la inflación (ambos, casualmente, en un 62,5%), la cual llegó al 38,5% el año pasado, según el índice del Congreso.

radio

Ya se sabe que Internet es el medio del futuro, pero, ¿a qué se debe este inesperado crecimiento de la radio, un medio que ha sido declarado “muerto” numerosas veces desde que en 1963 la inversión publicitaria en el país en TV superó a la de radio?

Argentina es ciertamente un caso especial. Existe una tradición muy fuerte de radio AM periodística cuya dinámica no es replicada  por otros medios y con pocos parecidos en otros países, donde la AM atraviesa una decadencia marcada. Hay naciones europeas que ya casi no trasmiten en esa banda. Aunque la radio FM puede tener en total mayor audiencia que la de AM, sus contenidos eminentemente musicales pueden ser cubiertos también por otros vehículos (CDs, mp3, etc).

Es evidente que el crecimiento de la radio en Argentina está motivado por la politización y la necesidad de obtener información y opinión de actualidad, rol cumplido por la radio AM. El fenómeno está motorizado por Radio Mitre, que como muchas de sus similares en esa banda ofrece programas periodísticos con marcada opinión durante la mayor parte del día. El oficialismo también ha entendido esta circunstancia y en los últimos tiempos ha facilitado la compra de numerosas radios AM por operadores afines para colocarles programación oficialista (Radio 10 -Indalo-, Radio América y Radio Splendid -Szpolski-, Radio del Plata -Electroingeniería-, Radio El Mundo y otras), a las que se nutre de una generosa publicidad oficial.

Sin embargo, las numerosas radios oficialistas no tienen un correlato de audiencia: la suma de las mediciones de share marca una amplia ventaja para las radios AM donde trabajan periodistas independientes (u “opositores”), según los datos de IBOPE de 06.2015 que se citan a continuación (lunes a domingo, 24 hs).

Mitre

Mitre AM (Grupo Clarín), con programas críticos del gobierno,  está primera considerando tanto AM como FM, con un impresionante share que la ubica, con 46.1, a más de 30 puntos de la segunda (también considerando AM y FM). La tercera en AM es La Red (11.7, Vila-Manzano, no oficialista) y la quinta en AM es Continental (7.6, Grupo PRISA, no oficialista, salvo por el espacio de Víctor Hugo Morales). Las oficialistas Radio 10 (Indalo, 14 de share), Radio Nacional (Estado, 7.9) y Radio del Plata (Electroingeniería, 5.2) quedaron segunda, cuarta y sexta en la banda de AM.

En FM, las audiencias están más repartidas y las primeras seis emisoras más escuchadas tienen shares que van de 12.6 al 7.5 y pertenecen indistintamente a grupos oficialistas y no oficialistas.

Radio Mitre SA (AM y FM100) tuvo en 2014 ventas por 184 millones en 2014 y una ganancia antes de impuestos de 17 millones de pesos. Para 2013, año en que la AM se ubicó primera desplazando a Radio 10 (Indalo), las ventas de la emisora del Grupo Clarín fueron de 124 millones de pesos, con una pérdida de 0,2 millones. (Radio 10, cuando estuvo a cargo de Daniel Hadad, lideró desde 2003 la audiencia de AM desplazando a su vez a Radio Mitre, que le había ganado diez años antes a la histórica Radio Rivadavia, emisora que mantenía la supremacía en audiencia desde mediados de los años 60 y que se ha transformado desde hace tiempo en una estación de tercera línea.)

Pese a lo que pueda creerse, el futuro para la radio es promisorio para las empresas que sepan llegar a amplias audiencias o que logren posicionarse en un nicho adecuado, si se tiene en cuenta que las audiencias tendrán cada vez más un mayor acceso a sus señales por Internet y por dispositivos móviles.

Otro factor que augura optimismo para la radio es el hecho que en algún momento las señales de aire dejarán de ser analógicas y pasarán a transmitirse en forma completamente digital. (No hay una fecha de apagón analógico para la radio por aire como sí la hay para la TV aérea, dentro de cuatro años.)

Esto posibilitará que por una misma frecuencia se emita más de un programa y que las emisiones de AM suenen igual que las de FM, con lo que se borrará la diferencia técnica entre ambas. (Con la ventaja que las señales AM pueden llegar más lejos.) También podrán transmitirse datos, aunque no de manera interactiva. Es seguro entonces que esta banda experimentará una gran valorización económica: frecuencias de AM a las que se considera hoy con poco valor serán muy codiciadas.

El problema es que desde hace 25 años existen miles de emisoras sin licencia que se interfieren y superponen en todo el país, especialmente en los grandes centros urbanos. Según estimaciones de ARPA de 09.2012 y otros cálculos, había 203 estaciones de AM con licencia, 157 AM sin licencia, 3.942 FM con algún título legal (aproximadamente 3.000 con licencia plena y unas 950 con permisos precarios) y 6.369 FM sin licencia. Estos números han registrado pocas variaciones para 2015; en todo caso se han incrementado las radios sin licencia.

La AFSCA ha convocado a concursos para adjudicar nuevas licencias, pero lo ha hecho sólo en ciudades y pueblos pequeños y, para peor, la gran mayoría de estos concursos se han declarado fracasados. Los concursos para habilitar nuevas emisoras de AM o FM en ciudades grandes están congelados desde hace mucho tiempo y esa situación sigue aún a seis años de la Ley de Medios.

Se han adjudicado por otro lado  algunos centenares de licencias de FM en virtud un proceso abierto en 2006, antes de la Ley de Medios, igualmente en poblaciones pequeñas o medianas. Un número importante de estas adjudicaciones son de emisoras preexistentes que cambiaron sus permisos precarios por licencias plenas, lo que ha llevado a la reducción de los primeros a unos 600.

Por tanto, los interrogantes con respecto al mercado futuro de la radio son varios. Cómo y cuando se adjudicarán nuevas licencias, cómo se legalizarán los miles de emisoras sin licencia –especialmente en grandes centros urbanos– y cómo se hará la transición digital.

Asimismo, si los cambios futuros de gobierno inciden en una reducción de la publicidad oficial o en una asignación más equitativa de la misma, habrá que ver cómo impactará a un mercado con cientos o quizás miles de operadores que subsisten esencialmente gracias a ella. Esto es aplicable a emisoras pequeñas pero también a varias importantes. Habrá que ver por otra parte si se modificará la Ley de Medios, que hoy prohíbe la venta de licencias, disposición incompatible con un mercado dinámico.

Televisión abierta y paga: señal de ajuste

señaldeajuste

La televisión (abierta y paga)  se llevaba el 2014 el 45,9% de toda la inversión publicitaria (19.180 millones de pesos). De ese porcentaje, un 39,7% corresponde a TV abierta (16.638 millones; 11.264 millones en la capital) y 6,2% a TV paga. El crecimiento 2014 vs. 2013 fue de 30,1% en TV abierta y de 34,5% en cable/satélite, cifras menores que la inflación del Congreso (38,5%), por lo cual debe considerarse que hubo una disminución en términos de ingresos reales.

Esto tiene que ver con varios factores. La recesión económica general es uno. Pero también hay una lenta declinación del rating general de la TV abierta, que pasó de 32.2 a 28.3 entre 2012 y 2014. Si bien la audiencia de cable subió en el mismo periodo entre 23.7 a 25.2, el encendido total de la TV, siempre en idéntico lapso, bajó de 55.9 a 55.3. Estos números y varios estudios llevan a interpretar que es Internet (incluyendo redes sociales) el que le roba el tiempo a la TV, tanto abierta como por cable, una tendencia a tener en cuenta.

telefe

En TV abierta siguió liderando en 2014 en el rating, como en 23 de los últimos 25 años, el canal Telefe (compuesto por una estación central en Buenos Aires y 8 canales de su propiedad en el interior que emiten en red, con desconexiones para noticieros y otros espacios locales).

La Ley Argentina Digital, que modificó la Ley de Medios, convalidó su propiedad por parte de Telefónica SA (España). Esa última norma prohibía que empresas de telecomunicaciones prestaran servicios audiovisuales. La AFSCA y la empresa intentaron por todos los medios presentar “interpretaciones creativas” de la Ley de Medios original para que Telefónica no se desprendiera del canal, pero era evidente que no había forma de compatibilización.

La facturación de Telefe de 2014 puede estimarse (contando las emisoras del interior) en unos 2.000 millones de pesos; recibió entre 01.2014 – 05.2014 unos 28 millones en publicidad oficial. En su plan de adecuación recientemente aprobado deberá vender dos canales para no superar el tope legal de 35% de habitantes.

eltrece

En 2014, El Trece y otros tres canales de Clarín en el interior, así como sus señales (TN, Metro, Volver, Quiero, etc.) facturaron 2.012 millones de pesos (contra 1444 millones en 2013), con ganancias antes de impuestos de 379 millones (2014) y 218 millones (2013).

En 07.2015, según IBOPE, El Trece le ganó a Telefé en términos de rating  (ver Cuadro) y habrá que ver cómo termina el año. En el pasado, en muchas ocasiones, el Trece superó ligeramente a Telefé en el prime-time.

En el mercado porteño existen otras tres emisoras de TV abierta con menor audiencia: Canal 9, América y el estatal Canal 7, único que por ley puede llegar a todo el país por aire a través de unas 300 repetidoras analógicas. (Desde mucho antes de la Ley de Medios, los canales privados porteños tienen vedado de contar con repetidoras a tiempo completo, si bien muchos canales del interior retransmiten un importante número de sus programas; a su vez, esos canales del interior sólo pueden tener repetidoras en su zona de influencia.)

Cuadro 3 - TV Abierta

Existen apenas 47 canales de TV legales en todo el país (que tienen capacidad para generar programación propia) y unas 450 repetidoras analógicas, de las cuales 300 son de Canal 7.  Muchas repetidoras, tanto privadas como estatales, han sido descuidadas en su mantenimiento y no siempre funcionan bien o están operativas, dado que la inmensa mayoría de la población recibe la TV a través del cable (que también  deben reproducir los canales abiertos legales de su zona) o del satélite (la empresa satelital DirecTV, en cambio, no tiene en su grilla canales abiertos locales, excepto los de Buenos Aires).

A estas cifras hay que agregar unos 150-200 canales abiertos de TV analógica sin licencia, muchos de corto alcance y precarios. Sin embargo, en ocasiones sus actividades cobran la trascendencia necesaria como para competir con canales abiertos legales, tal como ocurre en ciudades como Salta, Paraná o Posadas. En algunos de estos casos las señales de esos canales abiertos sin licencia son incluidos en la grilla de los cables por decisión voluntaria.

Con el “apagón analógico” previsto para 2019, todos los canales aéreos del país pasarán a la banda UHF (canales 14-51; antes llegaba hasta el 69 y fue “rebanada” para ubicar telefonía móvil 4G de banda ancha; el segmento 14-20 se compartía con servicios de radiocomunicaciones, pero el gobierno decretó hace pocos meses que será exclusiva para TV abierta). Allí, todas las televisoras transmitirán digitalmente en HD (alta definición) —muchos de los canales históricos ya lo hacen en simultáneo con sus señales analógicas a modo de transición— y podrán multiplicar sus señales.

AFSCA ha decretado que los canales digitales nuevos y los de las estaciones “históricas” deberán alojar obligatoriamente nuevos canales de licenciatarios diferentes, para lo cual ya se llamó a concurso (ver este artículo). Los canales digitales abiertos también emiten señal de video para smartphones (One-Sec), servicio beneficiado con la gradual conversión de la telefonía móvil al 4G. No se sabe todavía para que se usará el espectro VHF (canales 2-13), el cual será abandonado cuando cese la TV analógica.

La TV digital abierta terrestre, además de los canales privados nuevos y los canales históricos que operen en ese sistema, está principalmente representada por la plataforma estatal de la TDA (TV Digital Abierta), desplegada a un enorme costo por ARSAT y que cuenta con 4 canales exclusivos de uso en todo el país (22, 23, 24 y 25).

En dicha plataforma estatal de la TDA se ha colocado el paquete del Canal 7 oficial, más las señales lanzadas por el gobierno (Encuentro, Paka-Paka, DeportTV —con Fútbol para Todos—, Tecnópolis TV e INCAA), así como Telesur y Russia Today, canales vinculados respectivamente a los gobiernos de Caracas y de Moscú.  Al margen de la Ley de Medios se han colocado también señales privadas amigas del gobierno: CN23, C5N, 360-TV, Construir, Vivra y otros.

Pero la TV digital terrestre por aire no es hoy alternativa para la TV paga y quizás pueda no serlo nunca, debido al número cada vez más elevado de señales que ofrecen los servicios de TV cable y satelital. Una cantidad limitada de hogares accede a la TV digital aérea (24% para la consultora Kantar, pero la cifra real es inconsistente con las conexiones de cable y el uso exclusivo de TV abierta general, por tanto, puede ser muy menor).

En la televisión paga, con un total de alrededor de 8 millones de suscriptores  (2014), sus ingresos provienen principalmente de sus abonados y no tanto de sus índices de audiencia, si bien una baja en su audiencia puede llevar a largo plazo a desconexiones. Cablevisión (Grupo Clarín) tuvo en 2014 ingresos por 14.226 millones, un poco menos que la facturación conjunta de todos los canales de TV abiertos argentinos. Esos ingresos representan nada menos que el 70% del ingreso de todo el grupo, no obstante que el diario Clarín, la señal TN o Radio Mitre tienen un poder simbólico de fijación de agenda periodística que no puede mensurarse en términos exclusivamente económicos.

cablevision

Con unos 3,3 millones de abonados, Cablevisión tenía al término de 2014 aproximadamente el 45% de todo el mercado de TV paga (60% si se considera sólo el cable), porcentajes suministrados por la AFSCA. Esta cifra llegaba respectivamente al 48% y 58% respectivamente en 2009, por lo cual su participación general en el total de TV paga ha sufrido una leve baja debido principalmente al crecimiento de la norteamericana DirecTV, el único proveedor satelital del país, recientemente comprado por la gigante de las telecomunicaciones AT&T.

supercanal  directv

También para 2014, Telecentro (más de 800 mil abonados en Buenos Aires y Gran Buenos Aires), Supercanal (unos 700 mil abonados en Mendoza y varios lugares del interior, Grupo Vila-Manzano) y cables independientes del interior (pymes o cooperativas), así como DirecTV, concentraban en forma combinada el 55% de toda la TV paga (más de 4 millones) o, si se exceptúa a la compañía satelital, el 40% de la TV cable (2,2 millones).

Según la consultora Dataxis, DirecTV, aumentó de 1,3  millones (2011) a 2,3 millones de abonados argentinos (2014) y pasó del 19% al 27% del mercado de TV paga, sumando abonados totalmente nuevos a la TV paga o restándoselos al cable (inclusive a Clarín).

AFSCA ha otorgado desde la Ley de Medios cerca de un centenar de nuevas licencias para cable, la mitad a cooperativas en poblaciones pequeñas y la otra mitad a empresas, en general para poblaciones pequeñas y medianas. La más importante de estas licencias es una otorgada al grupo Vila-Manzano para Rosario, ciudad donde el principal prestador es Cablevisión, pero el sistema no está operativo.

En los centros urbanos más grandes, Cablevisión está sujeto a la competencia de otros cables (Telecentro en Buenos Aires, Cablehogar en Rosario, Supercanal en Córdoba) y en todas partes puede contratarse a DirecTV. La autorización a otras empresas y cooperativas donde Cablevisión era el único proveedor de cable ha logrado bajas de precios en esos lugares. En Río Tercero (Córdoba), por ejemplo,  tras entrar en funcionamiento el sistema competitivo de la cooperativa local hace unos meses, la empresa de Clarín bajó los precios entre un 40 a 55%.

Supercanal, de Vila-Manzano y muchos otros cables independientes están en la misma situación que Cablevisión (proveedores monopólicos en ciertas ciudades) pero en estos casos el gobierno casi no otorgó licencias competitivas en esos lugares. Debe recordarse que es inusual en el mundo que puedan elegirse entre más de dos empresas de cable en un mismo lugar, si bien si hay varios países donde hay más de un proveedor satelital.

También  es cierto que Clarín se ha visto sometido a un acoso constante del gobierno (simbólico y legal) y que la Ley de Medios fijaba un tope de 35% sobre los abonados del país por cada compañía de cable, lo cual excede el citado 45% de Cablevisión. (Comcast, la compañía más grande de TV cable de Estados Unidos tiene cerca del 22% de la totalidad de los abonados de TV paga en ese país; sin embargo en España, Alemania y Francia las principales empresas llegaban al 35-40%, según cifras de 2011 de la consultora Dataxis.)

En un plan de adecuación que el Grupo Clarín presentó en 2014 se contemplaba el desprendimiento de varios sistemas de cable para alcanzar el porcentaje del 35%, pero el gobierno a último momento lo cuestionó por considerar que subsistían vínculos entre esas unidades.

Cuando a partir de esto se intentó el desmembramiento forzoso (adecuación de oficio) por la AFSCA, Clarín obtuvo cautelares para impedir esta acción, las que están vigentes al día de hoy. Aplicando un  criterio discriminador, AFSCA no ha cuestionado en cambio vínculos claros en las adecuaciones que se ven en otras empresas (como el Grupo Indalo o Vila-Manzano).

Según IBOPE, el total de hogares con TV paga en Argentina en 2014 llegaba a la muy alta penetración de 87,4% (sobre los hogares con TV, casi 99%). La cifra bajó considerablemente para mediados de 2015: al 83,4%. (Primera vez que baja desde 2002, excepto un descenso de 0,5% en 2009, cuando había llegado al 72,9%.)

Parece evidente que la causa de esta retracción es el deterioro de la situación económica, aunque también podría deberse a factores concurrentes, como el uso de servicios OTT (valor agregado sobre redes existentes) de Video on Demand (VoD), tales como Netflix (por Internet) y otros. Según el consultor Enrique Carrier, estos servicios tienen a mediados de 2015 cerca de 1 millón de abonados en Argentina (de los cuales la tercera parte está suscripta a OTT locales: Cablevisión, Arnet, Speedy).

Apenas un 15% de los hogares (838 mil casas) reciben solamente TV por aire desde transmisores terrestres.

La TV paga registraría mayormente un traspaso de clientes entre empresas ya existentes o nuevas que se incorporen a partir del triple-play (provisión de telefonía, Internet y TV paga por una misma empresa en una misma plataforma). Pero en algún momento sentirá la competencia amenazante de los OTT.

FWTV

Justamente, y en lo que puede considerarse un experimento de OTT gratuito, en 06.2014 se lanzó desde Buenos Aires el primer canal de TV por Internet de Amérca Latina, Fansworld TV (FWTV), que puede verse en vivo y on demand a través de la web  y en aplicaciones móviles IOS y Android.

El canal se dirige a los jóvenes y preadolescentes (“generación Y”) con producciones propias y de terceros, las cuales ofrecen en todos los casos algún tipo de interactividad con la audiencia. Su lanzamiento tuvo un costo de unos 3 millones de dólares y para 01.2015 aseguraba al diario La Nación contar con 2,5 millones de visitantes únicos al mes. Sus propietarios son Marcelo Simonian, empresario informático y que también representa futbolistas y Gloria Vailati, ex ejecutiva de Compaq y Apple, ambos argentinos.

Para publicitarse, FWTV creó al personaje de Omar Obaca, que aspira a ser “el primer presidente negro de la Argentina”, como una parodia sobre los candidatos y las campañas electorales. Se hicieron videos que se difundieron a través del canal y en Internet, a la vez que se empapeló toda Buenos Aires con sus afiches. El personaje resultó tan exitoso que eclipsó la propia difusión de la existencia del canal.

El divertido personaje de Omar Obaca, creación del canal de TV web FWTV, que aspira a ser “el primer presidente negro de los argentinos”, encarnado por el actor afroargentino Marcos Martínez, oriundo de Misiones.

Vamos al móvil…

móvil

Como en  varios países, en Argentina las estadísticas de las compañías de telefonía móvil celular  indican que hay más aparatos que personas. Para mediados de 2015  se contabilizan unas 62 millones de líneas, pero muchas de ellas, si bien técnicamente habilitadas, no son empleadas por lapsos de van de meses a años.

La cifra efectiva puede aproximarse a unos 40 millones, que incluye segundas líneas en posesión de una misma persona (normalmente personal y laboral) y dispositivos no telefónicos conectados por enlaces celulares (módems celulares, tablets y equipos de alarmas). Aún así, esto significaría que prácticamente toda persona mayor de 14 años tiene un teléfono móvil, incluso en los estamentos socioeconómicos más bajos.

1 2 3

El mercado de telefonía móvil se lo reparten desde hace tiempo casi en tercios iguales las tres operadoras principales: según cifras basadas en los balances de las compañías,  los porcentajes para 2014 son Personal (Telecom), 30%;  Movistar (Telefónica), 34% y Claro (Grupo Slim, mexicano), 34% . Es decir que cada una tenía a fines de ese año una cantidad efectiva de abonados en servicio  situada en las inmediaciones de los 12-15 millones.

Cada compañía tiene una red propia de antenas y enlaces de fibra óptica que se despliegan en la mayor parte del país, aunque las redes de las dos primeras se comparten con las que corresponden a las de telefonía fija de sus compañías madre.

Desde 2011 funciona Nuestro, una operadora celular que pertenece a la Federación de Cooperativas Telefónicas de la Zona Sur (Fecosur), compuesta por las cooperativas que históricamente han prestado servicio fijo en determinadas ciudades donde no llegaban las grandes operadoras. Sin embargo apenas ha conseguido hasta mediados de 2015 30 mil suscriptores.

Nuestro es una operadora móvil virtual, es decir, que alquila la infraestructura de una red existente, en este caso la de Personal. (Además de Nuestro existe otra celular virtual en Argentina, Tuenti, lanzada en 2013 y que es una subsidiaria de Telefónica; en la práctica puede considerarese como una “marca” diferenciada de Movistar para captar clientes jóvenes).

nextel

Adicionalmente, la compañía Nextel presta el servicio de comunicaciones móviles con la tecnología de “concentración de enlaces” o trunking, que permite la operación push to talk (como un equipo de radio handy), pero en la práctica funciona de manera similar a la telefonía celular.  Cuenta con unos 2 millones de abonados (el número de líneas efectivamente operativas puede ser  una cuarta parte menor).

Clarín adquirió recientemente el 49% de Nextel, con opción a su paquete mayoritario, transacción con la cual el grupo busca poner un pie en el mercado móvil para expandir la circulación de sus contenidos.

Sin embargo, el gobierno dijo que la compra no había sido previamente autorizada, lo que iba en contra de las disposiciones de la Ley Argentina Digital. Clarín, en cambio, sostuvo que la ley no había sido reglamentada y que regía  el decreto 764/00, expresamente mencionado en la ley, que establece que las transferencias no pueden ser denegadas si se cumplen ciertos requisitos mínimos.  La respuesta del gobierno fue cancelar varias frecuencias de la compañía, reduciendo la cobertura de servicio en distintos lugares del interior.

Lo cierto es que ha sido una práctica habitual en la Argentina que primero se hagan transacciones de compraventa de compañías o licencias (tanto de radiodifusión como de telecomunicaciones) y que luego se autoricen en forma retroactiva, a veces muchos años después: Canal 9, por ejemplo, seguía hasta hace poco a nombre de Telearte SA (Alejandro Romay) y el propio socio de Clarín David Martínez hizo adquisiciones de acciones de Telecom antes de haber sido autorizado. Las cancelaciones de frecuencias  de Nextel representaban en realidad un ¿último? estertor de la “guerra” entre el gobierno y  Clarín.

4g

Las tres telefónicas móviles principales ya comenzaron a instalar el 4G (banda ancha móvil, apta para navegar la web con una mayor velocidad que la que permite el actualmente predominante 3G). Para estos efectos, utilizan porciones de espectro obtenidas en la última subasta convocada por el gobierno, llevada a cabo en 10.2014 y que recaudó  la cifra inicial de 2.200 millones de dólares, nada menos que la cuarta parte de las “reservas líquidas” –las reales– del Banco Central en aquel momento. (Hoy día esa cifra representaría casi el 75% de las “reservas líquidas” con las que se quedó la autoridad central bancaria luego del pago del Boden 2015.)

El uso intensivo del 4G permitirá no sólo un mayor acceso a la web (y a servicios como el One Sec de la TV Digital) desde dispositivos móviles sino que también descongestionará las comunicaciones que se sigan haciendo en 3G, sistema con el que opera, por ahora,  la gran mayoría de los servicios celulares en la Argentina. Se calcula que en estos momentos ya existe cerca de 1 millón de abonados al 4G.

En la subasta antes mencionada,  Arlink (Vila-Manzano) obtuvo espectro para ingresar por primera vez  al mercado de telefonía móvil, pero  resultó con sus frecuencias canceladas en 09.2015 “por no cumplir con las obligaciones del pliego”, ya que no pudo satisfacer el pago de los 500 millones de dólares que había ofertado.

Los senderos que se unen: la convergencia

Convergencia (aldeasocial.com)
Convergencia (aldeasocial.com)

En razón de sus altas tasas de penetración, la telefonía fija, la TV paga y la telefonía móvil se revelan como mercados maduros. Pero la perspectiva cambia si a todos estos mercados los vemos en un contexto de convergencia digital.

Para empezar, existe un flujo de demanda sostenida de nuevos  productos y prestaciones para quienes quieran (o deban) estar al día en términos tecnológicos, como la conversión al 4G.

Pero hay otras razones que crean lugar para una expansión a gran escala. Por un lado,  las redes de TV cable sirven a la vez para dar Internet y telefonía: una de las versiones del famoso triple-play (las otras son a través de la telefonía fija y, en menor medida, de la telefonía celular). Varios cables que ofrecen Internet pueden suministrar telefonía desde hace años (Telecentro es el principal de ellos; a Clarín/Cablevisión el gobierno no se lo ha permitido).

Por otra parte, las telefónicas podrían proporcionar servicios de video a través de sus redes fijas (el 77% de las casas tiene teléfono fijo, según Kantar). Pero en la Argentina, para el caso de Telecom y Telefónica, esto sólo es posible con upgrades técnicos que no se pueden realizar inmediatamente. También lo podrán hacer por sus redes móviles. (Telecom y Telefónica hoy sólo prestan servicios OTT VoD, en forma limitada.)

En este marco, el logro del pleno triple play (o cuádruple play, sumando móvil) es el principal tema futuro, que enfrentará a telefónicas y cables (y grupos audiovisuales) por controlar la distribución y por ofrecer contenidos.

Se verá si Fintech (el norteamericano David Martínez, con buena relación con el gobierno) logra la aprobación final del control de Telecom Argentina y si concreta la venta de su 40% en Cablevisión, finalizando así su asociación con Clarín. También si Clarín o el Grupo Vila-Manzano terminarán teniendo alguna participación importante en los servicios de telefonía y si Telecom y Telefónica usarán sus redes para jugar fuerte en el mercado de distribución digital de contenidos.

La rotativas no paran, pero van más lentas

tapas

La publicidad en diarios papel en 2014 fue de 10.306 millones de pesos, con una participación del 25% en el mercado total y un crecimiento interanual respecto de 2013 de 22,5%. En Capital fue de 7.907 millones (20,9% de crecimiento interanual) y en el interior 2.398 millones (18% más interanual). Todas son cifras menores a la inflación, lo cual supone un retroceso. La circulación total de diarios registró un máximo absoluto en 1970.

La Nacion   Clarin

Esta situación se refleja en las tiradas, según datos del Instituto Verificador de Circulaciones (IVC). En 2014, la tirada anual promedio de Clarín fue de 231.727, contra 250.004 en 2013, el noveno año consecutivo de baja. La Nación también descendió: 154.879 en 2014 contra 160.381 en 2013, aunque desde hace años se encuentra en un umbral muy parecido.

Para 07.2015, Clarín tiraba de lunes a domingo un promedio de 216.786 y La Nación 143.302; nunca en varios lustros estos diarios estuvieron tan cerca. En 2005 Clarín tiraba 416.817 y La Nación 161.834.

Diario Popular, el único de la Capital auditado por IVC fuera de los anteriores, tiró 79.943 en 2014 (contra 85.965 en 2013). Fue el único diario porteño medido de crecimiento constante hasta 2011. (En 2004 tiraba 71.150, pero desde 2011 empezó a decrecer.) En 07.2015 (lunes a domingo) su circulación era de 78.728.

Por su parte, el periódico de fin de semana Perfil cayó (cifras de domingos) a 32.799 en 2014, cuando tenía 41.324 en 2013, tendencia que también viene desde hace años. Para 07.2015 la edición de ese día tiró en promedio 37.248.

La Gaceta (Tucumán) es el diario de mayor circulación del interior dese 2011, pese a que desde 2012 viene cayendo en ejemplares. Su tiraje en 2014 fue de 50.288. Esta cifra supera a cada uno de los dos diarios de Clarín en el interior: La Voz del Interior (Córdoba) (42.162 en 2014) y Los Andes (Mendoza) (22.886 en 2014), ambos en baja desde 2007.

Los únicos diarios que lograron crecer en el país en 2014,  en términos  de circulación de ejemplares,  fueron El Tribuno (Jujuy), Uno (Santa Fé) y El Día (La Plata).

El Tribuno de Jujuy: uno de los pocos diarios que creció en circulación en 2014.
El Tribuno de Jujuy: uno de los pocos diarios papel que creció en circulación en 2014.

El futuro de los diarios, en la Argentina y el mundo, depende de que logren consolidar ediciones online exitosas y rentables, para lo cual aún no hay una fórmula clara.

La publicidad en revistas en 2014 (1258 millones de pesos) equivale al 3% de la “torta” y subió un 12,1% interanualmente, también menos que la inflación. Para la Asociación Argentina de Editores de Revistas (AAER), la circulación bruta de revistas argentinas en todo el país bajó del 80,8 millones en 2013 a 68,8 millones en 2014, luego de crecer ininterrumpidamente entre 2005 y 2010, con un pico de 112,6 millones en ese último año.

Por otro lado, según el IVC, la revista de mayor circulación continuó siendo en 2014 Pronto (Publiexpress, 89.554). Luego le siguieron, en el rubro semanales, Paparazzi (Atlántida + Luis Ventura, 84.602), Hola (La Nación, 52.320), Genios (Clarín, 47.452), Noticias (Perfil, 40.862), Gente (Atlántida, 40.352), Billiken (Atlántida, 39.422), Caras (Perfil, 39.186), Para Ti (Atlántida, 18.727).

Para 07.2015, Pronto tiraba 112.248; Paparazzi, 91.019; Hola, 61.676; Genios, 51.750; y Noticias, 55.030.

Pronto, de Publiexpress, es la revista de mayor circulación en la Argentina.
Pronto, de Publiexpress, es la revista de mayor circulación en la Argentina.

Editorial Publiexpress edita 17 revistas. Atlántida, del gigante mexicano Televisa, publica 9 revistas argentinas y esta última distribuye por sí misma otras 22 revistas internacionales, en las que se puede insertar publicidad local. Por su parte, Perfil publica 12 revistas; Clarín, 8 y La Nación, 8.

La caída de las ventas de diarios responde a un fenómeno mundial debido a las ediciones online y otros factores; algo parecido puede decirse de las revistas. 

Internet: más publicidad y más accesos

Internet

La publicidad en Internet ya tiene un impresionante 15,8% de participación en el mercado general y creció de 4.000 millones (2013) a 6.500 millones de pesos (2014), un aumento de 62,5%. (En 2012 era de 1.521 millones.) Como vimos, durante 2014, sólo Internet y radio crecieron en facturación publicitaria por encima de la inflación.

En cuanto al acceso a Internet, la competencia en la oferta de banda ancha sigue siendo entre los proveedores (ISPs) que ofrecen las líneas digitales ADSL de la telefonía fija y el cablemodem de los operadores de TV cable. Pero desde hace cerca de un lustro, las telefónicas móviles vienen siendo crecientemente proveedoras de ese servicio.

Por datos del INDEC a 12.2014 se infiere que el 93% del total de los accesos residenciales fijos y móviles de Internet de banda ancha (14,1 millones) son provistos por cuatro empresas: Arnet/Personal (Telecom), Speedy/Movistar (Telefónica), Fibertel (Clarín, sólo fijos) y Claro (sólo móviles). De esos accesos, un 42% son fijos (5,5 millones) y el resto móviles. DirecTV ha comenzado a ofrecer servicio de Internet a través de la tecnología terrestre inalámbrica (terrestre) WiMax en algunas ciudades del interior.

Entre los accesos fijos, se puede calcular que a mediados de 2015 Fibertel tiene, con 1,5 millones de suscriptores de Internet, cerca del 25% del mercado y las dos grandes empresas de telefonía alrededor de 30-35% cada una.  Un 10% restante se distribuye entre ISP menores, como Sion-Sinectis (que usa para el bucle local el ADSL de Telefónica y Telecom), Velocom, Netizen, Equal y HFNet (que usan WiMax).

Los accesos móviles, como ocurre con la telefonía del mismo tipo, están dominados casi completamente por Personal, Movistar y Claro.

De acuerdo a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en 2014 el 52% de los hogares argentinos contaba con Internet (incluyendo acceso con smartphones y tablets) (contra el 34% en 2012), pero las metodologías para establecer estos porcentajes son inconsistentes. Kantar da una cifra de 72% para 2015, cifras similares a las del INDEC. Otro parámetro es establecer el porcentaje de población que “accede” a Internet, que para la UIT fue en 2014 en la Argentina de 64,7% (contra 29% en 2008 y 11% en 2003). El organismo multilateral dice que en 2012 el 47% de los hogares tenía computadora, pero a mediados de 2015 Kantar fija ese indicador en 81%, en este último caso contando notebooks, netbooks y tablets.

Según la consultora Alexa, los 10 sitios con más tráfico en Argentina entre mediados de 07.2015 y mediados de 08.2015 han sido Google Argentina, Facebook, Youtube, Google, MercadoLibre, Live, Yahoo, Twitter, La Nación y Clarín, en ese orden.

Fuera de buscadores, redes sociales y afines, se advierte que los primeros puestos corresponden a dos medios periodísticos. Los siguientes sitios periodísticos o de contenidos son: Infobae, en la posición 14; Taringa, 16; La Gaceta (Tucumán), 21 y ElIntransigente.com (Salta), 24. TN está 31; Perfil, 35; Netflix, 39 y La Voz del Interior, 49. Existen distintas instancias para colocar publicidad local en casi todos estos sitios, a través de los cuales se accede por computadora y dispositivos móviles.

El futuro ya no es lo que solía ser

Cable de EFE del 03.03.1981 publicado en un diario. (Tomado de un artículo de Jeremías G. Ruiz publicado en Blog.Medios.com.ar)
Cable de EFE del 03.03.1981 publicado en un diario. (Tomado de un artículo de Jeremías G. Ruiz publicado en Blog.Medios.com.ar)

Martín Etchevers de Clarín señaló que deben encontrarse “esquemas de rentabilización sustentable para producir contenidos, todavía financiados por los medios tradicionales. Es importante que subsistan grupos de cierta dimensión y que a la vez se promuevan abordajes a nivel industria, ya que hoy competimos con grandes jugadores globales como Google, Facebook o Netflix que son hasta ahora los grandes ganadores del paradigma digital”.

El académico y analista Martín Becerra, por su parte, dijo que “la convergencia atrae capitales de diferentes áreas para la explotación de servicios de valor añadido que pueden ser transportados por redes OTT y que acelera el funcionamiento de tipo conglomeral y concentrado del mercado. Resta saber si 2016 cambiará algo del temperamento estatal que, hasta el presente, fue muy generoso con los operadores oligopólicos de la convergencia infocomunicacional”.

Lo cierto es  que aún no se consigue que el usuario pague por los contenidos digitales —excepto en cable y video on demand—, aunque en el mercado de diarios el New York Times ha vuelto a intentar esta modalidad. Mientras tanto, el encendido de TV baja.

Si en un futuro los diarios papel y el broadcasting abierto como tales pasan a ser testimoniales o inexistentes (trasladándose sus contenidos hacia Internet), si la TV paga se transformara mayormente en OTTs vía Internet y si la publicidad en la web sigue siendo insuficiente para mantener contenidos periodísticos (como lo es hoy), las empresas de medios deberán desarrollar un nuevo modelo de negocios.

Dado que el común de la gente parece dispuesta a pagar para entretenerse pero no tanto para obtener información general, habrá que ver si un modelo de venta no periodística a usuarios (entretenimiento, información especializada, venta de servicios: ya sea online o bien offline) no terminará siendo  el factor que termine subsidiando a la actividad periodística propiamente dicha. Esto planteará nuevos problemas, oportunidades y desafíos+.

© Copyright 2015 Blog CANAL, MENSAJE Y SOCIEDAD/CMS, Buenos Aires (Roberto H. Iglesias). Si este artículo es reproducido por cualquier medio  debe  citarse como  fuente el blog y al autor. En los casos que dicha reproducción se efectúe en  Internet debe colocarse el enlace a esta página.

(El presente informe se basa en una nota escrita por mí, más breve y con información menos actual, publicada a principios de 09.2015 en la revista Apertura – Edición Especial Target – Marketing & Comunicación. Las declaraciones de las fuentes consultadas que son reproducidas aquí fueron realizadas para el artículo de esa revista. Ese artículo y otros de distintos autores que analizan el mercado de medios está disponible en la edición papel y la edición online para suscriptores de la revista mencionada y es © 2015, Revista Apertura, El Cronista Comercial SA )

 

______________________________________________________________

[1] En el momento de escribir este artículo, los últimos datos conocidos oficiales que había difundido la Secretaría de Gabinete eran los correspondientes al periodo 01.2014-05.2014, los que fueron obtenidos por un pedido de acceso a la información por Poder Ciudadano. Al día de hoy, los últimos datos que la Jefatura de Gabinete difundió por motu propio por última vez correspondían al primer semestre de 2013, los que fueron dados a conocer en 03.2014. Pedidos de información realizados por Poder Ciudadano, La Nación y Fundación LED permitieron obtener los datos del segundo semestre de 2013, la serie completa de 2014 y el primer semestre de 2015, los que fueron dados a conocer hace pocas semanas, luego de que este artículo estuviera listo.

Sigue en venta mi reciente libro El medio es ‘El Relato’, un análisis crítico, detallado y documentado sobre la política K de comunicación. Podés conseguirlo a través http://www.elmedioeselrelato.com

Z-1-TAPAfinal

Z-2CONTRATAPAfinal

Anuncios

Acerca de Roberto H. Iglesias

Soy periodista, consultor y analista de comunicación.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s